°~|° Bleach MX °|~°
Bienvenidos, No lo duden y registrense, no se arrepentiran!!


Nuevo Foro de Rol BLeach 2015
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» Regalos para este 25 de Diciembre y 1 De enero del 2016
por Silarym Master Dom Dic 13, 2015 12:31 am

» Hola a Todos
por Silarym Master Mar Dic 08, 2015 8:40 pm

» My name is... Laertes.
por Alen Laertes Miér Dic 02, 2015 10:34 am

» un extraño despertar
por neruvian Sáb Nov 28, 2015 8:52 am

» Raijin, Dios Trueno
por Dragón Dorado Sáb Nov 28, 2015 12:00 am

» Espada, Capitán y Líder de Raza ( Mes de Septiembre )
por Rin Okumura Miér Oct 28, 2015 11:52 am

» Buenas chicos!:)
por Rin Okumura Miér Oct 28, 2015 11:37 am

» Un Paseo Por el Mundo Humano ( rol libre)
por Rin Okumura Mar Oct 27, 2015 7:26 pm

» Ficha Dylan Rain
por Dragón Dorado Lun Oct 26, 2015 4:50 pm

» De nihilo nihilum
por Dragon Verde Vie Oct 16, 2015 3:36 am

» Ave Fulgur, morituri te salutant.
por Dragón Dorado Mar Oct 13, 2015 1:39 pm

» Petición de Moderador.
por Elijah DankWorth Lun Oct 12, 2015 7:51 pm

» Evaluación del Mes de Septiembre
por Ban Dom Oct 11, 2015 11:49 pm

» Pedes in terra ad sidera visus; Elijah Dankworth
por Dragón Dorado Dom Oct 11, 2015 9:33 pm

» El control es la fuerza más poderosa; He llegado!.
por Ban Sáb Oct 10, 2015 11:57 pm

» Combate vs ¿?
por Alen Laertes Lun Sep 21, 2015 12:29 pm

» Post para el Control de vuestros Creditos de Poder
por Dragón Dorado Miér Sep 09, 2015 2:41 pm

» ayuda! quiero unirme o hacer algo
por Dragón Dorado Sáb Sep 05, 2015 12:09 am

» Evaluación mes de Agosto
por Dragón Dorado Jue Sep 03, 2015 9:13 pm

» En Busca del Destino.
por Ban Miér Sep 02, 2015 11:38 pm

Diciembre 2016
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 
CalendarioCalendario
Mejores posteadores
Dragón Dorado (790)
 
Gilgamesh (282)
 
Dragón Negro (238)
 
elian (230)
 
Ban (194)
 
Dr. Stein (190)
 
Takeshi (176)
 
Ling Yao (151)
 
Alone (142)
 
Alen Laertes (134)
 
Los posteadores más activos del mes

Bleach

Comparte | 
 

 New Old Times

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Alen Laertes
Teniente 8º Escuadrón.


Mensajes : 134
Masculino

MensajeTema: New Old Times    Miér Jun 10, 2015 4:26 am

Las hebras del destino.

Para muchos eran cosa de un ser superior, apodado Dios. Para otros eran fruto de la casualidad y al parecer sin conexión directa entre los sucesos. Lo que era innegable era que el destino construia un gran tapiz con cada hilo lazado con los demás, para formar un bonito cuadro. En medio de las calles del Seireitei se encontraba Alen Laertes. Se había cansado de estudiar nombres de personajes nobles muertos tiempo atrás, de revolver paginas para aprender los fundamentos teóricos de la politica y la diplomacia. Había decidido passar a la acción. Levantandose de su sofà, se había puesto en marcha. Ahora tras una hora de rondar le hechaba de menos. La biblioteca normalmente estaba desierta pues la tendéncia de la sociedad de almas de ser una sociedad militarizada había eliminado el afan cultural y de conocimientos de muchos de sus seres de más bajo rango. Quizás en la duodecima división fuera diferente, pero en la octava eso no pasaba.

Rodeado de aire puro, cielo azul y edificios vagaba sin rumbo fijo, esperando. ¿Que esperaba? era la pregunta que se hacía a sí mismo. Caras y rostros, algunos familiares y otros no, creaban la marabunta de gente a su alrededor. No prestaba atención a eso. Enfrascado en pensar su siguiente movimiento o que el azar proveiera. Se estaba cansando de ese juego y Chaos también. Eran seres nacidos del cambio pero a veces era necesario cambiar uno. Anticiparse. Cogió una moneda, y la miró. Era brillante, recien pulída. Formaba parte de su sueldo y seguramente más tarde se convertiría en cerveza. Por ahora iba a ser instrumento. - Cara, me dirijo a la familia noble más cercana. Cruz, vamos a por la más lejana. - Dijo mientras la lanzaba al aire. Voló detelleando y cegando a la gente cercana, para caer en sus manos. La atrapó limpiamente, y la miró. No vió lo que había salido pero tenía claro su destino. Había tomado su decisión antes de que el azar le arrastrase. "Bien"dijo una voz lejana, grave y que parecía a partes iguales contenta y maliciosa. Ya sabía la respuesta pues era parte de su alma.

Enfiló el camino con prisas. No era fan de correr, no era fan de todo aquello que conllevara un trabajo físico muy árduo pero ese día tenía ganas de darse prisa. Algunas personas se quejaron por sus pocos modales al pasar por su lado sin miramientos pero siquiera les escuchó. Le caía lejos pero pronto recortaría la distancia, hasta finalmente encontrarse frente a las grandes puertas del edificio. Era imponente, magnífico y donde se llevaban a cabo la mayoría de decisiones importantes de la Sociedad de Almas. No solo eso, ellos tenían o decían tener acceso con su dios supremo, el Rey de la Sociedad de Almas. Recortó los pasos que le quedaban con calma, con una seguridad en sí mismo apabullante. Se plantó delante de las puertas, y enfocó su mirada a los guardianes. Primero a uno y luego al otro. Parecían tan relajados como un tigre. No le cerraron el paso directamente pero su expresión coporral era totalmente agresiva y que decía "ni un paso más".

Saludó con un gesto de mano, alegre y desenfadado para relajar tensiones ante esos militares robustos. - Buenas tardes caballeros. Se presenta el teniente de la octava división. Por orden de mi superior y a la vez conforme a los criterios de ascenso de los tenientes regulados por la sexta divison, me presento para dar mi conformidad al cargo ante la Camara del Cuarenta y Seis. - Seguramente su retorica no dejaría desorientados a los dos regios soldados, quienes pese a parecer perros de presa no eran estúpidos. Pero dejaría clara su posición, su labia y sus intenciones. Con mayor determinación y seguridad añadió:- ¿Podrian concederme el acceso al interior por favor? No quisiera parecer grosero y ya llevo dos dias de retraso tras mi ascenso. No querría que se enfadasen y como miembro de la octava división debemos mantener una buena relación con los jueces y legisladores. - Verdades a medias, nada de mentiras. Tono seguro, estable y decidido. Era una visita inesperada, decidida hacía escasamente una hora. Le había dado tantas vueltas los últimos dos días a las familias nobles que había dejado de lado por completo al otro bando de la negociación a tres bandas. Cogiendo las riendas de su vida, se había decidido. La moneda seguía en su bolsillo, pero el azar se había alejado volando. Él er amo y señor de su vida. El cambio, la incertidumbre que manejaba a tantas vidas, no conseguiría hecharle el guante. Lejos, muy lejos Chaos reía con todo su ser. Estaba realmente orgulloso de sus enseñanzas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dragón Dorado



Mensajes : 790
Masculino

MensajeTema: Re: New Old Times    Miér Ago 19, 2015 2:03 pm

En la puerta se encontraban dos shinigamis enormes de mas de dos metros de altura y músculos por todas partes, al escuchar hablar al Teniente ambos guardias se vieron el uno al otro cada uno de ellos tenia un grillete desde la perspectiva de Alen el que se encontraba a su izquierda, tenia un grillete en su pie izquierdo y el que se encontraba a su derecha uno en su pie derecho, ambos shinigamis jalaron de las cadenas y la tierra que se encontraba entre ellos se volvió pantanosa, lentamente de entre ambos shinigamis salio una persona de estatura media alrededor de 1.75 metros una cara fina y observo al nuevo Teniente.

Interesante, se ve que tienes facilidad de palabra me recuerdas mucho a tu Capitán, saben las palabras correctas para el momento adecuado tu petición la aceptare con la si me dejas ponerte un grillete en la pierna, de lo contrario no podrás pasar.

Guardia Supremo de la Central 46:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alen Laertes
Teniente 8º Escuadrón.


Mensajes : 134
Masculino

MensajeTema: Re: New Old Times    Jue Ago 20, 2015 9:18 am

Ambos guardianes eran enormes pero no impresionaron al teniente. Había visto a gente muy grande en su vida, entrenando en el dojo o peleando a su lado. Simplemente existían y aunque él era una persona alta, siempre había alguien que le superaba. Siempre había alguien mejor. Así que, antes de que pudiera responderle, los dos guardianes se dirigieron una mirada interesante. Una mirada que decía más que mil palabras. Con un gesto sencillo tiraron de unas cadenas que tenían a sus pies, haciendo un ruido extraño, un tintineo metálico. En unos segundos, la arena de debajo de ellos se agitó, se removió y finalmente un ser emergió de ella. Era otro hombre, pero más bajito, delgado y bien vestido. Alen se sorprendió ante tal situación, y sobre todo al ver las cadenas que ataban ambos guardianes. Pensó que era una situación extraña, que ambos guardianes fueran ligados, en lugar de estar sueltos. ¿No se suponía que ellos eran los protectores? ¿Entonces porque llevaban los grilletes como meros malhechores?

Entonces antes de poder hacer demasiado, el nuevo recién llegado habló. Al parecer conocía su capitán y le alabó por su trabajo como orador. Era una cosa buena pero también le pidió que aceptará dichos grilletes para poder proceder dentro de la cámara. Un sexto sentido alerto al hombre. Su mente simplemente no podía dejar de pensar quién diablos era y porque llevaba atados a ambos, y porque debía ceder ante sus expectativas ante alguien que siquiera se había presentado. Torció el gesto en forma de una mueca ininteligible, difícil de captar para poder responder: – Y ante quien tengo el gusto de encadenarme, ¿si se puede saber? Supongo que es bueno que me conozcan, pero siempre me gusta saber de quién me rodeo. – dijo a en un tono neutral, ante la falta de modales de ese hombre. Al menos, si debía ceder a la exigencia lo haría sabiendo las cosas y no a ciegas. Estúpido no era aún. – Y, supongo que esas cadenas son para que no haga alboroto allí dentro, para que los jueces y miembros de la cámara se sientan seguros, ¿me equivoco? – dijo para finalizar esperando que ambas respuestas fueran de su agrado para poder continuar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dragón Dorado



Mensajes : 790
Masculino

MensajeTema: Re: New Old Times    Jue Ago 20, 2015 9:39 am

Como era de esperarse el Teniente del octavo escuadrón tenia sus dudas y ya había creado toda una teoría.

Disculpa mis modales, normalmente no acostumbro a tener muchas conversaciones, como eres un nuevo Teniente posiblemente no estés acostumbrado, mi nombre es Hibari Kyoya, se puede decir que todos los guardias de la central están bajo mi mando, sobre el grillete es como dices es para la seguridad de los Jueces, lo cierto es que los únicos que pueden entrar sin avisar previamente son los Capitanes, los Tenientes tienen que avisar antes, pero como sera tu presentación ante ellos te dejare pasar, por cierto solo puedo ponerte el grillete si aceptas totalmente y de forma voluntaria que te lo ponga, cuando tengas puesto el grillete no podrás hacerme ningún tipo de daño y parte de tu poder sera limitado.

El guardia espera la respuesta de Alen

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alen Laertes
Teniente 8º Escuadrón.


Mensajes : 134
Masculino

MensajeTema: Re: New Old Times    Vie Ago 21, 2015 3:30 am

Muy educadamente se presentó como Hibari. Era el encargado y supervisor de la guardia de la cámara del cuarenta y seis. También era le contó que estaba de suerte. Que solo los capitanes tenían acceso directo y sin pedir cita con la cámara. Alen rio. No era su intención pero ese comentario era tan desafortunado en es preciso día. Nunca había creído en la suerte, y había rechazado el azar, tomando las riendas de su vida hacía mucho tiempo atrás. Por supuesto que existía, eso no lo dudaba. Pero no era una persona que se dejara llevar por él y creaba su propio camino. Desde luego que ese día la suerte no tenía nada que ver. Había decidid ir allí por su propio pie. Si no le hubieran permitido la entrada, tampoco hubiera sido mala fortuna. Simplemente una mala decisión. O siquiera eso. La risa duró poco, prontamente controlada. – Perdona, ha dicho algo que era gracioso. No me haga caso. – dijo a modo de disculpa. No quería que se sintiera ofendido.

Para lo demás, había acertado. Y era mejor. Ya que la otra teoría que tenía en mente no era para nada alegre. Un fugitivo, un criminal que se habría encadenado a los guardianes de la cámara. Eso tampoco tenía mucha lógica. Que haría un criminal libre atado a guardias. Quizás los controlase pero tampoco era inteligente. Además sabía mucho sobre la cámara, demasiado como para no ser quien decía. No, esa opción no parecía viable y la realidad era lo mejor. La navaja de Ockham lo respaldaba.“Déjate de tonterías y elige, que te está esperando.” La voz de Chaos sonó profunda, severa y gutural. Ominosa cabría decir. Tenía razón y Alen actuó. Dió unos pasos para recortar las distancias hacia el guardián supremo y le tendió un pie. Levanto ligeramente el hakama negro, para que apuntase mejor a su pierna, aunque el metal de su armadura lo dificultaba. – Ehm, póngalo donde pueda, señor Kyoya. – dijo sonriente como era su expresión habitual. – Espero que la visita sea productiva, con tantas medidas de seguridad. – añadió en última instancia. No quería sonar desagradable pero era la más pura verdad y, pensaba que necesitaba ser dicha. – Más, ¡es un interesante poder el que usted posee! Ahora entiendo porque es usted el capitán de la guardia. – remató con intensidad y alegría. También era cierta esa parte. Unas cadenas que poseían la capacidad para atar, no solo físicamente, sino a otros niveles eran muy útiles dentro de ese contexto. Y un poco de charla mientras esperaba para entrar y mientras hiciera el recorrido no le iría mal. Siempre estaba al acecho de buenos momentos y nuevas personas que conocer.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dragón Dorado



Mensajes : 790
Masculino

MensajeTema: Re: New Old Times    Sáb Ago 22, 2015 10:19 am

Hibari a pesar de ser una persona seria al ver rei a Alen suelta una ligera sonrisa, era la primera vez que un shinigami reía delante Hibari.

Se ve que eres muy alegre, igual espero que sea productiva su visita pero lo cierto es que no tengo control sobre la forma de actuar de la central solo los protejo.

Hibari levanto la mano derecha cerro el puño y levanto el dedo meñique, de este salio un anillo que tenia una pequeña cadena que cada vez se hacia mas gruesa como si se tratara de una serpiente a punto de atacar esta se dirigió rápidamente a donde Alen y de inmediato se coloco en su pierna cerrando el grillete, la cadena se hizo invisible.

Así es el poder es justo el necesario, de otra forma este poder no seria de tanta utilidad y únicamente es posible usarlo de esta forma trabajando para la central.

Después de esto Hibari abrió las puertas, no había la necesidad de acompañar a Alen pues si surge algún problema lo único que se tenia a que hacer era jalar la cadena y lo traería a donde se encuentra Hibari.

Buena suerte.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alen Laertes
Teniente 8º Escuadrón.


Mensajes : 134
Masculino

MensajeTema: Re: New Old Times    Sáb Ago 22, 2015 11:40 am

Hibari le dedicó algunas palabras más, pero al parecer el no entraría en el recinto y no le acompañaría en su viaje al interior del Gotei. El solo protegía, pero nada más. Mientras tanto con una serie de gestos extraños, moviendo el puño y los dedos, creó una anilla que lentamente se hizo más grande hasta que se la puso en el pie. No notó nada diferente, ninguna sensación extraña pero sabía que estaría limitado. Era el precio a pagar y lo pagaba gustoso. La cadena desapareció ante los mismos ojos de Alen quien dejó escapar un – Wow. – de asombro y solo quedo el grillete de color plata que destellaba con los rayos de sol. Una luz que pronto desaparecería pues en esos momentos Hibari estaba abriendo la puerta a las fauces de lo que parecía el abismo. Ninguna luz salía de la cámara, aunque por supuesto, había. Los jueces de allí no trabajaban a oscuras.

Antes de entrar, antes de moverse un peleo siguió manteniendo la mirada fija en ese guardián que tan simpático le había caído. – Gracias, espero no necesitarla mucho, pues tampoco creo que pueda hacer gran cosa. – le guiño el ojo, a modo de reconocimiento. Daba por hecho que al salir, esa cadena desaparecería de su pierna, y si no, iría a hablar con el guardián para que se la quitase.  – ¡Hasta luego, señor Kyoya!. – dijo ya con ese tono jovial, mientras e ponía manos a la obra. Empezó a penetrar en el túnel para ir siguiéndolo a rajatabla. Esperaba encontrar la cámara al final de él, más no se veía nada de nada, demasiado oscuro y demasiado cambio por venir del exterior, con ese sol terrible del mediodía. Tardaría unos minutos a acostumbrarse a la oscuridad, y para entonces ya habría llegado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dragón Dorado



Mensajes : 790
Masculino

MensajeTema: Re: New Old Times    Sáb Ago 22, 2015 11:53 am

Después de la entrada de Alen la puerta se cerro de inmediato, fueron necesarios unos cuantos minutos para que Alen se encontrara en medio de los Jueces de la central, sin previo aviso unas luces se encendieron dejando notar que ahora el Teniente se encontraba en medio de los Jueces, uno de ellos tomo la palabra y comento.

Bienvenido Teniente Alen Laertes, tenemos el informe sobre su nuevo puesto, junto con algunas observaciones positivas adjuntadas por su Capitán, ¿ a que debemos esta visita sorpresa ?

La parte central donde se encontraba Alen estaba totalmente iluminada pero desde donde se encontraban los Jueces no se podía distinguir con claridad las caras de estos únicamente se notaban las siluetas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alen Laertes
Teniente 8º Escuadrón.


Mensajes : 134
Masculino

MensajeTema: Re: New Old Times    Dom Ago 23, 2015 11:28 am

Sus andares fueron rápidos pero en la oscuridad total que le rodeaba, el teniente no lo podía saber. Siempre sucedía que, al entrar un edificio se perdían las nociones exactas e tamaño y volumen que este podía ocupar. Desde fuera, sabía que no era muy grande la cámara del cuarenta y seis. Pero ahora que estaba en su interior cantaba otro gallo y había perdido esa noción. ¿Cuánto debería haber andado? Seguramente unos metros, no más de veinte. Pero para sus sentidos embotados por la oscuridad parecían mucho más. Empezaba ya preocuparse por estar perdido en medio de ese pequeño gran edificio cuando una luz se iluminó sobre su cabeza revelándole su posición exacta. Estaba justo en  medio de la cámara. A cada lado había unas tarimas donde se sentaban los jueces más por, otra vez, un efecto de luces y sombras, era el quien era visible y ellos completamente opacos. Era incapaz de reconocerlos y de memorizar sus caras, invisibles tras una mascarada negra. Tampoco es que importase mucho el nombre exacto de esas personas, pues si uno falleciera otro lo suplantaría. El sistema siempre perduraba pese a las bajas. Eso estaba claro. Tampoco, pensó Alen, es que quisiera atacarlos. Menos con ese grillete en la pierna. Escuchó al primer juez hablar, mientras sus ojos se posaban sobre sus propios pasos y veía el pasillo por donde había venido y la luz que destellaba por la ranura de las puertas, ya cerradas. El camino de regreso.

Como era ya habitual en él, sus ojos brillaron con intensidad al saber que tenía informes positivos por parte de su capitán y que aquellos hombres sabían todos los detalles referentes a su personalidad. Era su turno, su momento de hablar. – Buenas tardes, jueces y sabios. Veo que ya conocen mi nombre, pero me gustaría presentarme ante ustedes como Alen Laertes, teniente de la octava división. – dijo con voz fuerte y sin temblar, pues no le daba miedo esa situación. – Sé, como han advertido, que saben de sobras sobre mi personal y mis cualificaciones. Pero me parece que eso son papeles. Seguramente son importantes, pero en mi división, lo que valoramos es el trato personal. Las relaciones diplomáticas se forjan entre personas, no entre documentos legales. – bajó la mirada, hacia el suelo mientras tomaba otra bocanada de aire. Le estaba saliendo un show redondo delante de esos hombres, pero para eso estaba allí. Se los debía ganar, ganar su confianza. – Por eso hoy estoy ante ustedes. Quería empezar con buen pie mí en el nuevo cargo. Asumir las responsabilidades y una de ellas era venir hoy ante ustedes para conocerlos. Sé que tienen mucho trabajo, y que no debería importunarles. Pero me parecía adecuada mi personificación en escena, para que sepan que soy una persona digna de su confianza para cualquier situación delicada. – pausa. Esperaba que entendieran lo que les quería decir. Esperaba que fueran conscientes de que estaba allí solo y para ellos. Así que añadió. – Por ello, si es necesario, pueden ponerme a prueba. No me importaría demostrarles mi talento y así en lugar de esta charla, puedo callar y actuar, que sería aún mejor. Así si en el futuro surgen problemas podrán contar conmigo directamente. – Finalizo sin haberse movido del sitio. Lo había hecho a la perfección. Esperaba haber causado sensación. Presentarse allí por las bravas, soltar ese discurso solo para ellos, cuando podía haber sido “otro teniente más”. Tenía carácter, tenía agallas. Eso era bueno pero no suficiente y esa actuación debía rematar la faena. Esperaba al menos haber despertado su curiosidad. Tenía lo que hacía falta para ser el perfecto diplomático de la Sociedad de Almas, alguien reputado y reconocido. Alguien a quien preguntar o acudir en caso de problemas. Eso era lo que se esperaba de él. Eso era lo que quería que pensasen.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dragón Dorado



Mensajes : 790
Masculino

MensajeTema: Re: New Old Times    Dom Ago 23, 2015 10:21 pm

Los Jueces ciertamente se encontraban un poco impresionados por la iniciativa que tubo el Teniente al presentarse ante ellos, era claro que tenia las facultades necesarias para ser el Teniente de la octava división, en ese momento se le ocurrió algo a uno de los jueces de la central quien le comento a los otros, durante aproximadamente un minuto estos se quedaron sin responder a Alen, luego uno de ellos hablo.


Nos parece interesante tu propuesta y creo que tienes las facultades adecuadas para una misión secreta dentro de las familias nobles, a pesar de que esta misión es secreta existirá una única persona que tendrá conocimiento de ella y se trata de tu Capitán, cuando le comentes esto el tendrá una idea de lo que estamos hablando, en cuestión de minutos les haremos llegar la información necesaria, te sugiero regreses y hables con tu capitán de inmediato.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alen Laertes
Teniente 8º Escuadrón.


Mensajes : 134
Masculino

MensajeTema: Re: New Old Times    Lun Ago 24, 2015 5:49 am

Expectante. Los Jueces y Sabios divagaron entre ellos en pequeños comités y con voces tan bajas que no alcanzaba a escuchar. Había empezado uno diciendo algo y ahora se propagaba como la pólvora por todos los demás. Había quienes asentían con la cabeza, otros que simplemente no hacían nada y otros a quien no alcanzaba siquiera a ver en la penumbra. Finalmente uno de ellos expuso lo que sucedía. Era de su agrado y al parecer bastante. La respuesta fue positiva, tanto en tono como en contenido. Estaba siendo aceptado y le mandaban a una misión secreta para con las familias nobles. Pensó que era interesante y excitante aunque parte de sí mismo mantenía el escepticismo. Mientras no fuera algo realmente malo sobre o que no pudiera manejarlo, estaría bien. Y así le dijeron que se fuera por donde había venido hasta encontrarse con su capitán. Eran rápidas esas personas en su trato.

– Bien, así se hará Jueces y Sabios. – dijo a modo de respuesta y de despido. – Con su permiso. – siguió diciendo jovial mientras se daba la vuelta y encaraba hacía el pasillo de nuevo. Justo en el umbral se giró una última vez para mirarlos a todos, pero parecían ya enfrascados  de nuevo en sus asuntos y no era conveniente volver a molestarlos. Anotó mentalmente todos los detalles recabados de esa sala, de la manera de actuar y finalmente encaro el túnel hacia la salida. La oscuridad le cubrió hasta que empujó las puertas hacia el exterior. Allí estaban los dos guardias, con sendos grilletes en las piernas. Esperaba ver a Hibari así que simplemente dijo a los guardianes presentes, mientras cerraba con cuidado las puertas de madera. – ¿Está por aquí Hibari? Ya he cumplido mis tareas para con la cámara y me gustaría que me quitase los grilletes para poder irme de misión. Y decirle que si algún día le apetece tomar un sake, invito yo. – dijo justo antes de ponerse a reír suavemente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dragón Dorado



Mensajes : 790
Masculino

MensajeTema: Re: New Old Times    Lun Ago 24, 2015 9:58 am

Nuevamente los Guardias jalaron de las cadenas para traer al lugar a Hibari,de inmediato el líder de la guardia se quito el anillo del dedo y lo rompió, de inmediato las cadenas y grillete que ataban a Alen desaparecieron,

Acepto tu propuesta, tengo muy pocos días de descanso pero ten por seguro que cuando lo tenga podemos tomar sake como si no existiera un mañana, por cierto una cosa mas antes de irte, ten cuidado con lo que te dijeron los de la central ellos tienen una forma de pensar muy abstracta y no te visualizan como persona solo como una herramienta para llegar a un fin.



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alen Laertes
Teniente 8º Escuadrón.


Mensajes : 134
Masculino

MensajeTema: Re: New Old Times    Lun Ago 24, 2015 3:52 pm

Hibari respondió positivamente y le quitó la cadena. De nuevo no sintió demasiado cambio pero apenas había probado a actuar con ella puesta así que lo dejó pasar. También aceptó su invitación así que lo anotó mentalmente para cosas a hacer cuando tuviera tiempo libre. Así que liberado, alcanzó a decir una última vez: - ¡Gracias! Espero que nos volvamos a ver, con esas copas delante… ¡Je,je! – se dio la vuelta y empezó a moverse. El trabajo le esperaba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: New Old Times    Hoy a las 1:51 am

Volver arriba Ir abajo
 
New Old Times
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» the saint seiya times~
» El New York Times
» 26 Febrero- Nuevo video de Bel Ami mostrado en The Sunday Times.
» AE 19 de Philippi, Macedonia
» buscadores de oro venir a México con la tecnología y un sueño By The New York Times

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
°~|° Bleach MX °|~° :: Sociedad de Almas :: Central 46-
Cambiar a: